3 de mayo de 2007

La regla del 72

Como nos contó Juanjo, José Gallego estuvo en la cuarta reunión sin juego de Madrid explicando el modelo de inversión de Citisoluciones.

Básicamente se componía de un asesoramiento personalizado a clientes para estudiar sus estados financieros y proponerles un plan de inversión que se circunscribía fundamentalmente a tres productos: plan de pensiones, seguro de vida y compra de sus fondos de inversión.

Hoy José nos envia como colaboración una explicación de una parte de este asesoramiento personalizado, la regla del 72.

La regla del dinero se conoce como la Regla del 72. ¿La conocéis?

No me sorprende, incluso licenciados en economía no la conocen o no la aplican.

Lo que dice la Regla del 72 es que si dividimos 72 entre el interés que nos dan por nuestro dinero, el resultado es la cantidad de tiempo que tarda ese dinero en duplicarse. No es un cálculo exacto pero es una aproximación útil para hacer los cálculos simples.

Tiempo3%6%12%
6 años2.000
12 años2.0004.000
18 años8.000
24 años2.0004.00016.000
30 años32.000
36 años8.00064.000
42 años128.000
48 años4.00016.000256.000

Es decir, con un interés del 3%, 72÷3 = 24, por lo que 24 es el número de años que tarda ese dinero en duplicarse.

Si tenemos, por ejemplo, 1.000€, tardan 24 años en convertirse en 2.000€. ¿Cómo es esto posible? Porque el 3% de 1.000€ son 30€, el siguiente año tenemos el 3% de 1030€, es decir 30,9€ lo que hace un total de 1.060,9€ y así sucesivamente hasta los 24 años. ¿Tiene sentido?

La mayoría de entidades nos dan un 3% pero como la inflación esta alrededor del 3% esto significa que cada año estamos perdiendo poder adquisitivo.

Si tenemos un interés del 6%, 72÷6 = 12, por lo que 12 es el número de años que tarda ese dinero en duplicarse.

Si tenemos los mismos 1.000€, ahora en 12 años tenemos 2.000€, porque el 6% de 1.000 son 60. El doble que antes, y así es como el tiempo se reduce. Pensamos que a doble interés el beneficio será el doble y, en realidad, ¡nos da cuatro veces más! Esta es la magia del interés compuesto. (Ver cuadro superior)

La mayoría de las personas recibe entre el 3% y el 6% de rentabilidad por su dinero. Esto es lo que las entidades financieras tradicionales nos ofrecen a través de depósitos o fondos garantizados. Esto es porque no sabemos la diferencia entre ahorrar e invertir.

En mi trabajo, a veces las personas me miran como si estuviera loco, pero vamos a ver que sucedería si tuviéramos una rentabilidad anual del 12%: 72÷12 = 6, 6 años es lo que tarda ahora en doblarse el dinero. (Ver cuadro superior)

Lo que nos enseña la regla del 72 es que no es igual un punto más o menos de rentabilidad por nuestro dinero y que cuantos más años hayamos invertido, más veces se duplicará nuestro dinero y con un menor esfuerzo, mayor será nuestro patrimonio. ¿Cierto?

En otro artículo analizaré como se pueden obtener rentabilidades del 12% y minimizar los riesgos de la inversión en renta variable.

Etiquetas: ,

0 Comentarios:

Publicar un comentario en la entrada